El acoso callejero es cualquier insinuación sexual ejercida por una persona desconocida en espacios públicos como la calle, el transporte, parques, centros comerciales, universidad, etcétera, que suelen generar malestar en las víctimas. Estas acciones son unidireccionales, es decir, no son consentidas por la persona que lo vivencia.