La Contraloría General de la República determinó no certificar a la Alcaldía de Bucaramanga por presentar deficiencias en la calidad de la información fiscal.

La capital santandereana recibirá una sanción según el artículo 80 de la ley 617 de 2000 y no recibirá apoyos financieros directos e indirectos por parte de la nación.

Dicha medida acarrea que al municipio no se le preste recursos nacionales, ni puedan garantizar operaciones de crédito público o hacer transferencias de diversas practicas de recursos o la cofinanciación de proyectos, señalados en la Constitución Política de Colombia.

Por otro su parte la Administración Municipal desde la Secretaria de Hacienda aseguró que hay desinformación, que se trató de un error humano y que ya emitió respuesta de lo sucedido al ente de control.