La capital santandereana se mantiene como la cuarta ciudad con menor desempleo en el país, sin embargo priman las labores informales frente a las formales.
Para el trimestre móvil junio a agosto de 2017 la tasa de informalidad se ubicó en 55,4 %, según el último informe de Empleo informal y seguridad social del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane. Esto quiere decir que de cada 100 trabajadores que hay en Bucaramanga, al menos 55 realizan labores informales entre los sectores del comercio, hoteles y restaurantes.