Como una medida para mejorar la movilidad de la ciudad, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga implementó como alternativa la instalación de cepos que inmovilizan a los automotores que invaden el espacio público de las zonas del Centro, Real de Minas y Cabecera del Llano, principalmente.

La multa de esta infracción será de 15 salarios mínimos mensuales vigentes diarios, esto incluye el traslado en grúa y la permanencia del vehículo en los patios. Además, Miller Salas Rondón, director de la DTB, aseguró que el costo del cepo no será cobrado.