Comienza un nuevo capítulo en la historia de Colombia, tras más de medio siglo de conflicto armado, la dejación de las armas de las Farc se realizó hoy en Mesetas, Meta . Se trata del primer proceso de este tipo en el mundo en el que por cada excombatiente se entrega un arma.

Las armas de las Farc, que sembraron miedo durante más de 50 años, hoy quedaron en silencio y bajo llave para siempre. Con más de 7.132 fusiles y pistolas en poder de la Misión de la ONU, se rompió el paradigma de que las armas eran el camino para transformar la realidad de los países, y que de la guerra surgiría una nueva sociedad.

Luego de un proceso de verificación y monitoreo por parte de las Naciones Unidas, el armamento que se entregó hoy reposa en tres contenedores. Lo que alguna vez fue indumentaria para la guerra se convertirá en tres monumentos, qué reposarán en Bogotá, Nueva York y La Habana (Cuba)

Twitter