En el mundo los primeros días sin carro se realizaron en los años 70.
En 1999 se organizó en Europa el Día Internacional sin Carro. Jornada que más tarde, en este continente, se convirtió en la Semana Europea de la Movilidad. Allí en 2000 se consolida el 22 de septiembre como el Día sin Carro.
El propósito de la actividad no es sólo tener un día sin congestión vehicular, sino promover cambios en las ciudades como:
*Mejorar los sistemas de transporte públicos.
*Crear condiciones adecuadas de circulación de peatones y bicicletas.
*Reducir la contaminación ambiental y de ruido.
En Colombia el Día Mundial sin Carro se realizó en Bogotá por primera vez en el año 2000.
En Bucaramanga, la capital santandereana, este día se cumplió por primera vez en el año 2002.