Hace aproximadamente 10 años se viene implementando un procedimiento quirúrgico que permite cambiar de manera definitiva el color de ojos. Esta técnica actualmente se esta realizando en 8 países del mundo: Panamá, Líbano, India, Turquía, Túnez, Jordania, México y Francia.

Durante este tiempo se han practicado más de 120 procedimientos. En Colombia un grupo de científicos santandereanos investigaron el tema y le contaron a soyautónomo.tv las diferentes consecuencias que este procedimiento le causa al iris. El trasplante cosmético de iris puede ocasionar glaucoma, uveítis (inflamación dentro del ojo), inflamación en la cornea y en algunos casos ceguera. A pesar de que sea retirado el implante, el iris y el paciente quedan con daños irreversibles.

Realizamos una encuesta en redes sociales donde preguntamos a los ciudadanos si se someterían o no a un procedimiento para cambiar el color de sus ojos y esto fue lo que nos respondieron: no con un 65%; si 25% y tal vez un 10%.