En Bucaramanga, se realizó una marcha por parte de las trabajadoras sexuales con el fin de exigir a la Secretaría de Desarrollo municipal celeridad con la puesta en marcha de la denominada casa ‘Búho’. Este sería un lugar en el que pueden permanecer los hijos de las trabajadoras sexuales mientras ellas ejercen su labor.

Hasta el momento, ninguna Fundación cuenta con los requisitos necesarios para responsabilizarse del trato con los menores, los cuales exige el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF.

Fátima Bacca, representante de la Fundación que lleva su nombre y que trabaja en la defensa de los derechos y la busca de mejores oportunidades para las trabajadoras sexuales de la ciudad, pide que dicha organización sea la encargada del hogar de paso para estos menores.

Mientras tanto, Jorge Figueroa Clausen asegura que el albergue para se garanticen los derechos de estos niños y niñas, comenzaría a funcionar en abril próximo.

Twitter