La Agencia Colombiana para la Reintegración, ACR, la Fundación Terpel y la comunidad de municipio de Girón, hicieron posible que más de cien desmovilizados en proceso de reintegración a la vida cívil, por medio de un programa de voluntariado, participaran en el proyecto de embellecimiento de la infraestructura física del colegio público Diana Turbay ubicado en el barrio Malpaso.

Una actividad con beneficio en doble vía, pues además de mejorar la estética del dicha institución educativa, los excombatientes tienen la oportunidad de que la comunidad conozca el proceso que deben vivir camino a un nuevo nacimiento en la sociedad para lograr la reconciliación de un país que guarda en su historia más de cinco décadas de conflicto armado.