Tras 10 meses de la administración del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, los conflictos de este con el Concejo de la ciudad no han permitido el progreso de proyectos en pro de los bumangueses. Algunos líderes cívicos señalan que el burgomaestre se ha dedicado más a atacar las administraciones pasadas que a gobernar. Sin embargo, otros lo defienden alegando que deben darle tiempo para saldar las deudas que tiene la ciudad.

En esta nota algunos ciudadanos y analistas hablarán sobre la imagen y percepción de la actual gobernanza, teniendo en cuenta que Hernández Suárez es el alcalde que más ha descendido en índices de favorabilidad, según la firma encuestadora Gallup Poll.

Twitter